detectores electro-ópticos de nivel

Los detectores electro-ópticos disponen de tres elementos en su interior: un emisor de infrarrojos; un prisma en contacto con el fluido; y un receptor de infrarrojos. Este emisor recibe el haz de luz que a través del prisma lo envia al emisor, un haz que con el prisma expuesto al aire refleja una cantidad de luz que cambia considerablemente si el prisma queda sumergido en el fluido, debido a que hay una cantidad de luz que es difracta y no llega al receptor. De tamaño muy reducido y sín partes móviles, estos detectores permiten una repetibilidad excelente en aplicaciones con líquidos límpios y no reflexivos. Resultan ideales en aplicaciones donde el espacio disponible es limitado y pueden haber problemas debidos a vibraciones.

Son utilizados en el control de seguridad de bombas, acumuladores de aceite de lubricación, cárters de motores y cajas de engranajes, y en general en todos aquellos casos en qué se requiere una gran precisión y repetibilidad.

ELS-950

Montaje exterior

Completamente en polisulfone

Alimentación a 5 o 24 Vdc

Conexión ¼” o M12

Electrónica intercambiable


ELS-1100

Montaje exterior

Completamente en polisulfone o nylon

Alimentación a 5 Vdc o 10÷28 Vdc

Conexión ¼” o M12


ELS-1100-FLG

Montaje interior

Completamente en polisulfone o nylon

Alimentación a 5 Vdc o 10÷28 Vdc

Conexión por orificio pasante


ELS-1100-TFE

Montaje exterior

Completamente en teflón

Alimentación de 10÷28 Vdc

Conexión ¼”


ELS-1150

Montaje exterior

Acero inoxidable 316 o acero zincado y cristal

Hasta 100 ºC y 172 bar

Alimentación a 5 o 12 Vdc

Conexión ½” o ¾”


ELS-1200

Montaj exterior

Acero zincado o acero inoxidable y hastelloy-c

Alimentación a 5, 12, 24 Vdc o 120 Vac

Conexión ½” o ¾”

Electrónica intercambiable